Nuestra experiencia en la enseñanza privada del arte se remonta a 1.978 con la creación de un Centro en Madrid que se llamó ESTUDIO SOTO MESA, y que sigue funcionando en la actualidad bajo la misma dirección, con el nombre genérico de EL ESTUDIO.

En nuestro Centro ha habido siempre una misma filosofía docente basada en la enseñanza individualizada, no siendo necesario que el nivel de experiencia e intereses de los alumnos sea homogéneo, ya que el profesor atenderá a cada uno en particular y planteará los objetivos de trabajo personalizados.

Es muy interesante para la estimulación de los alumnos más inexpertos compartir clase con otros de mayor nivel, viendo los distintos caminos que cada uno de sus compañeros emprende en su desarrollo y crecimiento.

Con esta metodología disfrutamos de un ambiente de trabajo ilusionante.